2 de abril, Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

Manifiesto Aprenem Autisme

Se estima que 7 millones de personas tiene autismo en Europa, en España, más de 450.000 y en Cataluña, el 1,23% o 1 de cada 81 personas tiene autismo.

Para Aprenem Autisme, la celebración del Día Mundial del Autismo supone la oportunidad de promover y defender un modelo de sociedad inclusiva que no excluya la diversidad de formas de vivir y de estar presentes en el mundo. No queremos echar de menos a ninguna persona con autismo en los entornos que todas y todos compartimos: nuestros espacios de vida en común, de aprendizaje, de trabajo o de relación social. Para nosotros, es una ocasión para reivindicar el valor de la diversidad y de la inclusión y para afirmar el compromiso firme con el modelo de derechos establecido en la Convención de Derechos de las Personas con Discapacidad de Naciones Unidas. Trabajamos, por lo tanto, para que ninguna persona con autismo se vea sometida a cualquier tipo de discriminación por razón de su diversidad o de su necesidad de apoyo.

Hoy queremos afirmar la condición y el reconocimiento de las personas con autismo como ciudadanas y ciudadanos de pleno derecho en nuestra sociedad, sin ningún tipo de excepción. Reclamamos las oportunidades y recursos necesarios para poder construir vidas dignas y significativas en comunidad. Muy especialmente, queremos dar visibilidad a las personas con autismo ante los numerosos retos provocados por la falta de adaptación y sensibilidad del entorno en diferentes áreas: educativa, laboral, de vivienda y de servicios y recursos sociales. Por este motivo, desde Aprenem Autisme seguiremos defendiendo los derechos de las personas con autismo y seguiremos trabajando para romper mitos y estereotipos que suponen verdaderas barreras para conseguir una verdadera inclusión. La emergencia sanitaria de los últimos años continúa generando situaciones de estigmatización y discriminación en ámbitos como la salud, la educación, el trabajo, el ocio y el tiempo libre poniendo en evidencia la necesidad de hacer realidad principios como la inclusión, la accesibilidad y la igualdad de oportunidades en condiciones de equidad.

Por este motivo, desde Aprenem Autisme reiteramos las peticiones que como entidad venimos realizando a lo largo del tiempo y que están totalmente alineadas con las de la Federación Catalana de Autismo, Autismo España y Autismo Europa. Hagamos un llamamiento a las autoridades competentes para garantizar los recursos, los servicios y los apoyos específicos que den respuesta a los retos actuales que tienen que afrontar las personas con autismo y sus familias, y pedimos que:

  1. Se faciliten los recursos y medios necesarios en la red de los servicios sociales y sanitarios públicos para garantizar un diagnóstico preciso y precoz del autismo y un servicio de intervención terapéutica suficiente, público y universal.
  2. Se garantice una red variada, suficiente, específica y especializada de servicios de apoyo, recursos y centros educativos que contemple todas las etapas educativas en todos los territorios. Tienen que disponer de los medios adecuados para facilitar una educación de calidad, individualizada y centrada en la diversidad, en las capacidades, prioridades y necesidades de cada persona con autismo.
  3. Se facilite el acceso a las oportunidades de formación continuada, ocupación y experiencias laborales que garanticen el ejercicio del derecho al trabajo, con la existencia de itinerarios laborales personalizados, contando con los recursos necesarios y adecuados, con programas de orientación, inserción y de Trabajo con Apoyo especializados en las necesidades de las personas con autismo. Se tiene que posibilitar la aportación del talento y los valores de las personas con autismo a nuestros entornos laborales y productivos.
  4. Se garantice el derecho a la Vida Independiente y a la Inclusión en la Comunidad de las personas con autismo, previniendo su institucionalización en entornos segregados y garantizando el acceso a opciones de vivienda inclusiva y al apoyo de la Asistencia Personal como recursos necesarios para construir proyectos de vida dignos, en igualdad y significativos para la persona.
  5. Se garantice una atención médica cualificada en igualdad de condiciones que el resto de la población con protocolos y procedimientos que contemplen las necesidades específicas del colectivo.

Hoy, las propias personas autistas hacen uso de su capacidad de autorepresentación y empoderamiento para pedir una nueva mirada de la sociedad hacia su diversidad y exigir las medidas que garanticen el ejercicio pleno de sus derechos y libertades, en igualdad con el resto de ciudadanas y ciudadanos.

Y, por lo tanto, las personas autistas en primera persona pedimos:

  1. Una sociedad donde el autismo esté normalizado, sea conocido y se acepte no como una discapacidad sino como una condición, garantizando nuestro derecho a la igualdad.
  2. Un conocimiento profundo y riguroso del autismo que permita comprender como funcionamos las personas autistas huyendo de los mitos y estereotipos actuales, reconociendo nuestro diferente estilo cognitivo y teniendo en cuenta nuestro punto de vista.
  3. Una sociedad que entienda y respete la diferencia, que la viva como un activo y como una oportunidad de enriquecimiento, nunca como un problema o como un estigma.
  4. Una sociedad que busque nuevas fórmulas inclusivas que promuevan una vida independiente y digna para todo el mundo, que favorezca la autonomía y el desarrollo de todas las personas durante todo el ciclo de vida.